julio 2006

A discreción

Hdr_581_06_2La hora definitiva para hacer canjes en el béisbol de Grandes Ligas ya pasó, y este año las cosas estuvieron muy activas. Greg Maddux ahora viste la camiseta de los Dodgers de Los Angeles, Sean Casey viene a complementar a los ya poderosos Tigres de Detroit, Cesar Izturis ahora cuidará el campocorto del Wrigley Field, Bobby Abreu es un Mulo de Manhattan.

Y Miguel Tejada sigue siendo parte de los Orioles de Baltimore.

Los Astros al final no entraron en el festín de los canjes por segundo año consecutivo, y no fue por falta de intentos. Activamente persiguieron a Tejada, pero el precio quizá haya sido muy alto. Nombres como los de Brad Lidge, Roy Oswalt, Morgan Ensberg fueron barajados, al menos en las especulaciones de los medios (Tim Purpura nunca va a hablar sobre este tipo de cosas).

Se habló de que el estelar Oswalt había sido exigido; y que hasta Billy Wagner iba a darle a los Mets reportes de scouting sobre él. ¿A quién iban a mandar por parte de los Mets? Si es que en realidad los asombrosos alguna vez hicieron esa llamada. No hay nada que nos haga pensar que no.

En todo caso, haber enviado a Oswalt a otro lado (siendo uno de los más consistentes ganadores del equipo) no era lo que se tenía en mente, y si lo que reporta Ken Rosenthal es cierto, pues el precio a pagar iba a ser demasiado alto. No creo que el haber separado a Roy O del equipo hubiese sido la solución, por más preciado y productivo que pudiera ser la pieza a buscar. Es muy probable que nos evitaron 20 años de rencores, al mejor estilo Nolan Ryan.

Si de verdad se trabajó duro en conseguir algo interesante, pues los resultados fueron vanos. Una de dos opciones nos quedan a pensar: o bien los jugadores puestos sobre la mesa fueron subvaluados por sus potenciales compradores, o hubo falta de agresividad a la hora de negociar.

Este en lo particular era un año en el cual la Gerencia estaba obligada, debido a los pobres resultados mostrados en el campo, de hacer una fuerte demostración de que la bandera blanca no había sido izada y que la temporada no es un caso perdido. Pero ningún esfuerzo hubiese valido la salida del brazo más prometedor de la organización.

Sin embargo, después de hoy, va a ser muy dificil convencer a los fanáticos de que aún hay esperanzas. Ojalá y me equivoque.

Sin pausas

Capta65efadb8e454c3a93449eed013d5924diamNo se puede decir que la Gerencia de los Astros de Houston se ha quedado tranquila en los últimos días. Están trabajando con los teléfonos incesantemente. Scouts de los Orioles de Baltimore han estado evaluando peloteros en Houston este último par de días. Pero aún no se puede decir que haya algo definitivo, así que habrá que esperar y ver que ocurre.

Si los Astros se hacen de los servicios de Miguel Tejada esto obviamente mejoraría sustancialmente la ofensiva. Ahora, ¿qué estará pidiendo Baltimore a cambio? Es mucho lo que se especula, y se habla de cualquier pelotero, sea el prospecto Jason Hirsh, o Chris Burke. Quién sabe. Es difícil para Tim Purpura, hombre formado en las filas del desarrollo de peloteros, y quien ve la imagen del equipo a largo plazo, deshacerse de una de sus piezas.

Igualmente, ayer sorprendió un poco la llegada nuevamente de Chris Sampson al equipo grande, mientras que Taylor Buchholz fue enviado a Round Rock junto con Morgan Ensberg, quien irá a rehabilitación. Buchholz, al igual que Wandy Rodríguez, debe mantenerse en un programa como abridor, y es cierto que su promedio de carreras limpias permitidas ha subido constantemente. Sampson dejó una buena impresión en su corta estadía con el equipo grande, lo cual se ve recompensado con este retorno.

Y los Astros tampoco se han quedado quietos dentro del campo. Roy Oswalt lanzó ocho entradas de manera excelente, para que los espaciales se impusieran a los Diamondbacks 4-1. Willy Taveras impulsó par de carreras con un triple y Craig Biggio soltó cuadrangular. Por supuesto que la gran noticia fue la soberbia actuación monticular de Oswalt.

Estos son los días en los cuales los fanáticos hacen sus especulaciones sobre quien se va y quien queda. Lo único que sabemos es que al menos los altos rangos de la organización no dan esta temporada como perdida aún.

Captf9565d7dcebe4a04ad10729653abc3f9diamAyer los Astros volvieron a caer, esta vez en extrainnings, ante los Diamondbacks de Arizona 8-7 en el Parque Minute Maid. Andy Pettitte, en una salida como relevista, tomó la derrota y como es usual en él, fue duro en sus comentarios hacia sí mismo.

El caso fue que, a pesar de la derrota, los Astros batearon; especialmente Luke Scott, quien se convirtió en el primer novato espacial en batear la escalera, impulsando cinco anotaciones.

Muchos de los asistentes se sorprendieron, quizá no sabiendo que Scott fue capaz, en la exigente Liga de Invierno venezolana, de tener la mejor temporada de pelotero importado alguno en más de 20 años. En Venezuela, hasta principios de los años 80, los equipos se daban el lujo de traer peloteros experimentados en las Mayores, aprovechando la bonanza y estabilidad económica que disfrutaba el país suramericano.

Todo ello hasta que la burbuja explotó, lo cual fue positivo ya que se convirtió en fundamental para el crecimiento del pelotero venezolano; la importación es más que todo de novatos de Doble y Triple A. Scott tuvo una temporada tan descomunal que donó algunos de sus implementos al Salón de la Fama del Béisbol Venezolano ubicado en Valencia, la misma ciudad de su equipo, el Magallanes.

En un momento en el cual no sabemos si por fin olvidarnos de cualquier aspiración para este año, o por el contrario seguir empujando hacia una posible clasificación, lo hecho por Luke anoche reafirma nuestra creencia que este equipo va en el camino correcto, aun a pesar de alguna desviación que pueda ocurrir este año.

Pensaban que estaba fuera…

Captbc7b763db6e647ec8795c1d7193b4256redsLos Astros se volvieron a colocar en una distancia no muy lejana de los Rojos de Cincinnati, actuales dueños del comodín de la Liga Nacional, con un quinto inning productor de seis carreras, incluyendo un monstruoso cuadrangular de Lance Berkman impulsor de tres rayitas, para que los espaciales se impusieran 8-5 en el Parque Minute Maid.

Así como llovió de forma inclemente en Houston, los Astros hicieron todo como era debido, a pesar de la tambaleante actuación de Andy Pettitte. Aprovecharon los problemas que sigue confrontando el abridor Bronson Arroyo, los cuales fueron más que evidentes en la noche de ayer.

Berkman disparó par de vuelacercas, incluyendo el laberíntico batazo que a la postre fue el segundo más largo en la historia del Minute Maid; nada mal si consideramos que se recupera de una dolencia a nivel de su ingle que le obligó a trotar las bases.

Todo cayó como anillo al dedo después de un artículo de Jim Molony, uno de los escritores más racionales que cubren al equipo, que dijo lo que todos sabemos: este equipo tiene con qué. El caso no es de falta de piezas, sino de falta de ejecución. Y los Astros ayer lo hicieron todo bien.

Tropezar con la misma piedra.

Capteae6a849e66e4600957bc7d894cb352bredsOtro blanqueo. Otra de Aaron Harang. Otra desilusión. Roger Clemens se queda nuevamente sin apoyo, y los Astros, presa de su propio desespero e impaciencia en el plato, empieza con mal pie la semana más crucial del año.

Buenas y malas noticias

57209587jm014_houston_astro072320_lowerHoy ha sido un día agridulce para los seguidores de los Astros. Primero, Roy Oswalt puede decir, finalmente, que ha tenido una gran cantidad de apoyo ofensivo. Los bates de Houston descargaron un total de 16 imparables; incluyendo tres dobletes; y ello redundó en una victoria por pizarra de 8-4 sobre los Mets de Nueva York.

Lo que fue mejor, se hicieron carreras que aseguraron el triunfo en los últimos innings del partido, y Brad Lidge se vio muy bien en la lomita, algo que no ocurre muy seguido en estos días. Fue el primer triunfo para Oswalt desde junio pasado, a pesar que su salida no fue la mejor, con cuatro carreras  permitidas y ocho imparables en 5.2 capítulos, incluyendo un bambinazo de Carlos Delgado.

Pero, lamentablemente, no todo fue sonrisas. Lance Berkman se resintió la ingle tratando de correr las bases a consecuencia de un doblete que disparó en el quinto inning. Berkman está confiado de que podrá estar en la alineación el martes, algo que en estos días es fundamental para las aspiraciones de los Astros.

Los bates batearon,  los lanzadores hicieron lo propio, el bullpen estuvo a la altura y como lo dijo el propio Lidge, "los chicos estaban jugando duro. Se aprovecharon de cualquier error, y Roy recibió la ventaja y se estabilizó. El bullpen hizo un buen trabajo. Y finalmente hicimos algo por Roy".

Regreso pasado por agua

Capt37c40dc1bd7c4f36be32543a96746998astrNo solamente la lluvia se encargó de aguarle la fiesta a los Astros este sábado. Luego del retraso por el aguacero que caía en Queens, Brandon Backe se montó en una lomita de Grandes Ligas por primera vez en cuatro meses. Todo se pintaba muy bien, luego que Lance Berkman y Preston Wilson conectaran sendos jonrones en el primer episodio.

Pero el panorama cambió en el cuarto, cuando Xavier Nady conectó un vuelacercas de tres anotaciones para voltear el marcador, y decidir el resultado final de 4-3 a favor de los Mets de Nueva York.

El jonrón de Nady fue como un gran apretón de tuercas a Orlando "El Duque" Hernández, quien vino de menos a más y pudo contener a la toletería de Houston, con un total de 8 ponches en 7 entradas. Backe, por su parte, se fue con una efectividad de 4.50, con 4 carreras en igual número de episodios.

R3658510033 Primero que todo, queremos pedir disculpas ya que hemos estado alejados de estos blogs por un tiempo, y haremos lo posible para que no vuelva a ocurrir.

Hemos estado un tanto ocupados con un artículo que preparamos para Crónicas de los Astros, el suplemento oficial del equipo en español, el cual estará a disposición de los fanáticos en los primeros dìas de agosto. Nos tocó conversar con Mike Lamb, usualmente un pelotero que no está destinado a los grandes titulares ni la fama, pero se ha convertido en una de las grandes revelaciones del equipo.

Lo que más nos sorprendió es como se mantiene nivelado a pesar de su relativa fama causada por su explosión ofensiva. Debe ser todos los momentos que pasó, como su corta estadía en la organización de los Yanquis, lo que lo ha enseñado a mantener los pies sobre la tierra. Lamb sabe donde está parado, pero no renuncia a ser humilde bajo ninguna circunstancia. Es por ello que muchos están contentos por el buen momento que está atravesando.

2006_07_22t001922_450x382_us_baseball_naMientras preparamos ese artículo, le ha sido difícil ganar a los Astros. Una serie desfavorable en Chicago, y anoche Taylor Buchholz tuvo una dura noche, en la cual otorgó par de cuadrangulares, incluyendo grand slam de John Valentin, para un total de siete carreras, seis de ellas limpias, en cinco entradas de actuación.

Los Astros hacen que muchos abridores parezcan la reencarnación de Cy Young, y anoche no fue la excepción: John Maine lanzo un juego completo sin carreras y admitiendo cuatro indiscutibles (no sabemos si fue tanto la destreza de Maine o las carencias de Houston con los maderos). Los Mets apalearon a los Astros 7-0.

Houston es un equipo que está buscando una dirección. Wandy Rodriguez fue enviado a Triple-A con el fin de hacer espacio para la llegada de Brandon Backe; igualmente se subió al prospecto Matt Albers. Solo el tiempo nos dirá si todo esto funciona. El tiempo corre.

Una nota al margen: Han habido ciertos movimientos en la oficina de los Astros. Hemos tenido la oportunidad de trabajar junto a Caroline Montaño por casi tres temporadas. Quizá ha sido un talismán para nosotros (su estadía con Houston ha sido durante los mejores años en la historia de la franquicia). Su trabajo constante ha sido fundamental para que usted pueda disfrutar de las iniciativas del equipo en castellano. Y en lo particular, hemos ganado una gran amiga con quien hemos podido contar siempre.

Caroline ahora pasa al departamento de Broadcasting/Promotions, y le deseamos la mejor de las suertes en su nueva faceta. Los mismos buenos deseos que tenemos para con su sucesora, Celeste Casas.

Das lo que recibes

Captf98dfa96e0b34082abbf079538bd3c91astrDespués de la paliza propinada por los Astros a los Marlins, el equipo de Florida tomó venganza y disparó cuatro vuelacercas en el encuentro de hoy, para vencer a los siderales 9-3 en el final de la serie en el Dolphins Stadium.

A pesar que Taylor Buchholz pintó de blanco la pizarra durante los primeros cuatro capítulos; los problemas empezaron a partir del quinto inning. con jonrones de Wes Helms y Hanley Ramírez, el primero en solitario y el segundo productor de tres anotaciones.

Aunque los Astros no ganaron este encuentro, existe la sensación que están jugando mejor béisbol; eso es algo que va progresivamente y no en de un solo golpe. Hay que ligar que este viaje en la carretera sea  productivo.

Paliza

Capt1632433066b24cbb8cfe123563f2aed8astrEs una palabra que no se asocia mucho a los Astros. Lo ocurrido anoche es atípico, apaleando sin piedad a los Marlins de Florida por score final de 12-0. Lo más extraño aún, es que los grandes contribuyentes con el madero por los siderales fueron Adam Everett y Brad Ausmus, usualmente perdonados por no ser grandes toleteros, ya que sus contribuciones defensivas son lo más importante.

Everett tuvo una noche perfecta, de 4-4 con 4 carreras impulsadas; Ausmus se fue de 5-3 con par de remolcadas. Chris Burke y Lance Berkman trayeron un par al home cada uno.

Lo más agradable fue ver al Andy Pettitte de siempre, ponchando a 10 en siete capítulos.

"Eso no ha ocurrido recientemente, pero vaya, de seguro que fue divertido", dijo Phil Garner. De seguro los Marlins no dirán lo mismo, al ver como su cuerpo de lanzadores, incluyendo al novato Yusmeiro Petit, fue despachado sin contemplaciones. Nunca nos cansaremos de tener la esperanza que esto sea el inicio de mejores tiempos para Houston.

A %d blogueros les gusta esto: