febrero 2010

Por la redención

e_nelsonfigueroard576.jpgAl momento de redactar esta nota, hay un líder invicto en la Serie del Caribe. Gracias al pitcheo dominante de Nelson Figueroa, los Leones del Escogido, campeones de la República Dominicana, se impusieron ante los Naranjeros de Hermosillo, representantes de México, por contundente pizarra de 7-1.

Podemos hablar todo lo que quiera sobre el poder ofensivo de los quisqueyanos. De hecho, es válido discutir sobre el cuadrangular de Fernando Martínez, que catapultó a los Leones al triunfo gracias a su primer estacazo del torneo.

Sin embargo, hay algo que sobresale, y es la actuación de Nelson Figueroa. Juego completo donde sólo admitió tres indiscutibles y una carrera, abanicando a ocho. Permitió un bambinazo de Carlos Valencia, es cierto; pero lo consideramos un traspié en una brillante actuación. Ahora toca a Venezuela y Puerto Rico, dos equipos que tienen debilidades y pocos argumentos, el disputarse la sobrevivencia de las aspiraciones al título.

Venezuela tiene que redimirse de su mediocre performance del día de ayer, donde la tormenta perfecta de pitcheo sin repertorio, errores defensivos y anemia con el madero se unieron para bajarle el ánimo a los asistentes criollos al Estadio Nueva Esparta.

Comienza la fiesta…

infieldpractice.jpgLlegamos a la Serie del Caribe 2010, en una Isla de Margarita que aún se acostumbra a albergar un evento de semejante magnitud.

A pesar de lo que muchos comentan, y con mucha razón, que la Serie podría estar perdiendo relevancia e interés debido a la ausencia de las grandes estrellas del béisbol latinoamericano, lo cierto es que para el visitante al Estado Nueva Esparta, podría ser considerado como una gran mentira.
Colas, colas y más colas ha sido la constante durante estos días. No ha sido fácil ir a una tienda, para aprovechar el estar en uno de los dos únicos Puertos Libres de impuestos de nacionalización en Venezuela; y mucho menos el llegar al estadio ni siquiera el día de entrega de credenciales.
sala de prensa.jpgHoy estamos en el Estadio, en una inmensa Sala de Prensa. Una de tres que albergará un total de 400 periodistas que vienen de los países participantes, y hasta de los Estados Unidos, demostrando lo que hemos venido palpando a través de Twitter; que los aficionados del Norte están demostrando cada vez más interés en la pelota invernal.
El ambiente del primer dia es uno de afinar detalles, perfeccionar cosas que aún no están listas, y otras que ya están a pleno: la identificación de las zonas está muy bien definida, las normas para con los medios aún tienen lagunas por solventar. El Internet inalámbrico está más inconsistente que los pitcheos de Mitch Williams en la Serie Mundial de 1993.
Sin embargo, hay ambiente y hay mucho buen humor. Así lo constatamos con el manager Mako Oliveras de Puerto Rico, quien habla de su equipo los Indios de Mayagüez y de los problemas que confronta la Liga de su país, y completa con versos de canciones de Tito Rodríguez. También lo vimos con el astro del equipo Dominicano, el lanzador Nelson Figueroa, quien reía a carcajada sonora cuando le referimos que, por tantos viajes a los distintos países de la Confederación del Caribe, su pasaporte se renovaba antes de su vencimiento por tantos sellos que se estampaban en él.
La Serie del Caribe tiene mucho que mejorar, y eso arranca en mejorar el nivel de los peloteros que participan en ella. Parece mentira que, hace 40 años o más, estrellas como Willie Mays participaron en el que es el torneo de béisbol más antiguo del mundo; si lo comparamos con que, hoy en día, no está presente un Francisco Liriano. Sin embargo, aún interesa, aún llama la atención y mueve público. Ojalá sea así durante toda esta semana.
A %d blogueros les gusta esto: