Buenas y malas noticias

57209587jm014_houston_astro072320_lowerHoy ha sido un día agridulce para los seguidores de los Astros. Primero, Roy Oswalt puede decir, finalmente, que ha tenido una gran cantidad de apoyo ofensivo. Los bates de Houston descargaron un total de 16 imparables; incluyendo tres dobletes; y ello redundó en una victoria por pizarra de 8-4 sobre los Mets de Nueva York.

Lo que fue mejor, se hicieron carreras que aseguraron el triunfo en los últimos innings del partido, y Brad Lidge se vio muy bien en la lomita, algo que no ocurre muy seguido en estos días. Fue el primer triunfo para Oswalt desde junio pasado, a pesar que su salida no fue la mejor, con cuatro carreras  permitidas y ocho imparables en 5.2 capítulos, incluyendo un bambinazo de Carlos Delgado.

Pero, lamentablemente, no todo fue sonrisas. Lance Berkman se resintió la ingle tratando de correr las bases a consecuencia de un doblete que disparó en el quinto inning. Berkman está confiado de que podrá estar en la alineación el martes, algo que en estos días es fundamental para las aspiraciones de los Astros.

Los bates batearon,  los lanzadores hicieron lo propio, el bullpen estuvo a la altura y como lo dijo el propio Lidge, "los chicos estaban jugando duro. Se aprovecharon de cualquier error, y Roy recibió la ventaja y se estabilizó. El bullpen hizo un buen trabajo. Y finalmente hicimos algo por Roy".

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s