diciembre 2007

La gran apuesta de Wade

Capt321891d187cc448082f1449da84865c8astrEs cierto que últimamente no nos hemos dedicado mucho a actualizar este blog. Primero, queremos darles a ustedes un pequeño descanso; y segundo, estamos cubriendo la temporada de la pelota invernal venezolana para astrosdehouston.com y lasmayores.com.

La liga venezolana sigue tan apasionante como siempre, y ahora más que nunca, cuando hay equipos que hoy están tentativamente clasificados y mañana no. Es una Liga tan vólatil que hoy reportas que Miguel Cabrera no se podrá uniformar y Carlos Zambrano sí, y mañana Cabrera está debutando y se le da una negativa firme a Zambrano.

El caso es que quisimos reflexionar y darnos una pequeña pausa, antes de darles nuestra opinión. Y es que han sido unos días muy movidos en la oficina del Gerente General Ed Wade.

Cuando se es aficionado de los Astros, en el último par de años uno no chequeaba mucho las transacciones. Uno podía estar seguro, para bien o para mal, que el roster se iba a mantener más o menos igual y que la jugada más arriesgada iba el intentar hacerse con Roger Clemens, un año más.

La situación hoy es muy distinta.

Captsgejrg89131207031621photo00photodefa
La página de transacciones de los Astros está más llena que de costumbre. Entran Miguel Tejada, Kaz Matsui, Chad Paronto, Jack Cassel, Ryan Houston, regresa Geoff Blum, aparecen nombres como los de Michael Bourn, Yordany Ramírez… José Valverde es el nuevo cerrador. Salen Brad Lidge, Luke Scott, Chris Burke, Adam Everett, Mike Lamb, y la lista sigue.

Es definitivamente mucho más que un cambio meramente cosmético, la estructura y fundación del equipo han sido seriamente modificadas, lo que ha provocado reacciones como las de Lance Berkman, quien se preocupa por la química en el clubhouse; y sus compañeros como Brandon Backe, quienes dicen que habrá que esperar y ver que ocurre.

Y es difícil estimar lo que puede ocurrir, ya que los movimientos han sido muchos y variados. Es cierto que se trae a uno de los mejores cerradores de la Liga Nacional en Valverde, tratando de dar una estabilidad que parecía perdida entre Lidge, Dan Wheeler y casi que un comité de cerradores no oficial. Pero es igual de válido lo que expresa Berkman, que las actitudes en la lomita de Valverde no son lo que durante años han representado (y nos han vendido) como los Astros de Houston.

Los Astros con la clase y el aplomo de Bagwell y Biggio. Pero es cierto que ya ni el antesalista ni el primera base están ahí. Con su ausencia, todos sabíamos que la identidad de este equipo iba a cambiar. Pero no nos imaginábamos que la transformación iba a ser tan veloz y dramática.

Al igual que la adquisición de Tejada, empañada con las acusaciones y pruebas presentadas en el informe del senador George Mitchell. Muchos claman que el informe es un mero saludo a la bandera, pero no deja de empañar la que hasta ahora había sido una carrera llena de méritos como la del quisqueyano conocido como "La Guagua".

No sabemos que nos preocupa más: si una eventual suspensión que el comisionado pueda impartirle a Tejada, o el rango cada vez en declive de sus cualidades defensivas (que ofensivas las tiene, y muchas). Todos creíamos que Tejada podría ser mudado a tercera, y Everett, uno de los paracortos más subestimados de todo el béisbol, se mantendría en su puesto 6.

Esa percepción nos duró muy pocos minutos, cuando Wade dijo que le daba las gracias a Everett por sus servicios, y lo dejaba libre. Pocos minutos después, nos llegaba un correo de Minneapolis con la información que Everett era ahora un gemelo.

Y acompañaría a Mike Lamb.

En vez de un Luke Scott que se encontraba con cada vez más dificultades para ligar las conexiones, ahora Michael Bourn con su juventud se acompaña de un Hunter Pence que ya cuenta con mayor experiencia en Grandes Ligas, y que de haber clasificado los Astros, hubiese sido uno de los principales candidatos al Novato del Año en el Viejo Circuito. A la izquierda estará Carlos Lee, quien se cansó de producir carreras durante el torneo pasado.

En las esquinas estarán Lance Berkman y en un principio, Ty Wigginton. Un comodín invaluable será Mark Loretta, ahora bien; Miguel Tejada es un gran joseador y productor de carreras, quien se entrega completo en cada juego. Pero sus condiciones con el guante ya no son las mismas. Habrá que esperar y ver. Las dimensiones del Minute Maid le servirán de mucho si las sabe aprovechar.

Matsui trae rapidez a la hora de la estafa, pero no ha impulsado más de 44 carreras en un año, le cuesta batear contra los zurdos y tiende a lesionarse.

La gran pregunta sigue siendo el pitcheo abridor. Roy Oswalt, Backe, Wandy Rodriguez y Woody Williams serían los cuatro primeros hasta ahora. Felipe Paulino se tienta como el quinto abridor, si Fernando Nieve no muestra mejoras sustanciales luego de su recuperación. No es de extrañar que entonces Wade deba hacer ofertas por Mark Prior, el lanzador otrora promesa de los Cachorros de Chicago que fuera dejado libre después de su larga batalla contra las lesiones. Tampoco es que el mercado ofrezca mucho, a menos que se tengan más de 100 millones de dólares para desembolsar a un hombre llamado Johan Santana.

Los Astros han cambiado su faz de una forma vertiginosa, y cuesta mantenerse al día con tanto cambio. Es la gran apuesta de Ed Wade, ¿pagará bien al final?

—-

Antes de irme, nuestros mejores deseos de una muy feliz Navidad. No me despido aún ya que falta una semana y muchos puestos por definir en la Liga Venezolana. Así que oirán de nosotros muy pronto. Mientras tanto, gracias por el respeto, las palabras de aprecio y todo el apoyo.

R2585043916Estas han sido 48 horas muy fuertes e intensas. Y que nos demuestran que tan fácil puede cambiar una situación. En cuestión de minutos o de horas.

Ayer, los Astros anunciaban la adquisición de Miguel Tejada, enviando al que bien podía considerarse el lomito de los lanzadores prospectos de la organización, Troy Patton y Matt Albers, junto con Luke Scott y otras jóvenes prospectos a los Orioles de Baltimore. Adam Everett ahora es un Mellizo de Minnesota.

24 horas después, llega el Senador George Mitchell y causa un terremoto en el mundo del béisbol.

Tejada pasa a ser uno de los principales protagonistas en un informe de más de 400 páginas que vincula a más de 80 grandeligas, actuales y retirados, en un submundo que se encontraba apoyado por equipos, propietarios, compañeros, entrenadores, en fin, todos los que guardaban silencio o se hacían la vista gorda apoyados en lo que por años ha sido la subcultura del mundo del béisbol.

Un muro  cerrado y mucho silencio.

Ahora, Tejada deberá explicar como hay un cheque presuntamente emitido por el por más de 3.000 dólares a la orden de un ex compañero de equipo, quien servia de vínculo a la operación llevada por un ex trabajador de los Mets de Nueva York, supuesto proveedor de una gran cantidad de peloteros, desde Roger Clemens hasta ilustres desconocidos con vida corta en las Mayores.

Y eso no es todo. Están las supuestas sustancias desconocidas que Tejada alegaba eran vitamina B12 que se traía de la República Dominicana. La reunión en 2005 en la cual miembros de la Asociación de Peloteros y la Oficina del Comisionado le pidieron que se dejara de inyectar esas supuestas vitaminas.

MItchell se pregunta, ¿qué hacía un pelotero administrándose sustancias por sí mismo en un vestidor?

Igualmente Mitchell en su informe revela un intercambio de emails entre el propietario de los Rangers de Texas Tom Hicks y su Gerente General, Jon Daniels, en el que este último expresaba su preocupación ya que la disminución en los números ofensivos de Tejada podría deberse a que dejó de tomar esteroides, y que al tener ese asunto rondándole, pues no estaba muy interesado en él.

También estan las acusaciones sobre Roger Clemens y Andy Pettitte, suficientemente profusas y detalladas dentro de un pesado informe de más de 400 páginas que muchos han tratado de devorar y entender en el curso de hoy.

Y claro está, hay pasajes que hablan de la conducta y los usos de drogas, admitidos por el ya fallecido Ken Caminiti, en un artículo de la revista Sports Illustrated.

Hay quienes tratan de descalificar este informe por varios motivos: Que hay muchos Yanquis y pocos Medias Rojas mencionados (MItchell es miembro de la Junta Directiva de los patirrojos), que apenas es la operación de un sólo tipo y no hay mayores detalles.

A esto podríamos refutar que precisamente este mundillo de la pelota es muy pequeño, y que muchos se conocen entre sí. No es de extrañ**** que la voz se haya corrido entre los peloteros que este señor de apellido Radomski podía ayudarlos a jugar mejor con sus sustancias ilegales.

Todo este asunto deja mal parados a todos. A los equipos, sus directivos. Los peloteros, quienes hicieron lo indebido y aquellos que se callaron para no perjudicar a los suyos. La Oficina del Comisionado, que actuó luego que el asunto prácticamente les explotara en la cara. El Sindicato de Peloteros, que ha extendido el uso de las argucias legales hasta el punto de justificar lo injustificable.

Nosotros mismos, como periodistas, al dejarnos muchas veces llevar como un aficionado más y perder la perspectiva, endiosando al pelotero, quizás hasta sin darnos cuenta.

Ya es hora que todos nos pongamos de acuerdo y entendamos que es la hora de hacer algo. No creo que sea necesario que muera otro jovencito que, al ver el ejemplo puesto por los grandeligas, se inyectó cualquier barbaridad en su cuerpo y se provocó una crisis en su cuerpo que bien pudo haberse evitado.

Lo único que podemos esperar es que se efectúe una evaluación objetiva, en donde se de la oportunidad para que los ahora acusados expresen sus alegatos, algo que se negaron a hacer cuando el señor Mitchell efectuaba su investigación, se establezcan las sanciones necesarias y el béisbol pueda entender, de una vez por todas, que sus miembros son ciudadanos con iguales deberes y derechos que todos los demás.

Suena duro, es difícil digerir los acontecimientos de hoy. Pero es necesario para que por fin se tomen los correctivos necesarios en un mundo donde pareciera que el ser más fuertes y más competitivos es más importante que la vida misma.

Que el día de hoy, tan duro como fue, sea el inicio de algo más que un saludo a la bandera y comience una era de mayor control y responsabilidad dentro de este deporte que siempre amaremos.

A %d blogueros les gusta esto: