agosto 2006

Pasen la escoba

Algunas veces uno recibe malas noticias como la de Brandon Backe y el hecho que deberá someterse a la cirugía Tommy John, y uno no puede sino imaginarse como hubiera sido si los Astros lo hubiesen tenido al ciento por ciento de sus condiciones en esta temporada de tantos altibajos. Backe ha sido una de las mayores esperanzas de Houston y espero que esto no finalice luego de su estadía fuera de los estadios por al menos un año completo. Le deseamos lo mejor.

Captb7402ce5806245d296d6e7a29e9348eabrewY hablando de rachas, no quiero decirlo, pero tampoco puedo evitarlo. Así que lo replantearé de esta forma: dos barridas seguidas, en esta ocasión fue contra los Cerveceros. Esta noche se jugó como tenía que haberse hecho durante todo el año: una buena salida de Pettitte, con 2 carreras admitidas en 7 episodios, dobletes de Ausmus y Taveras, y un jonrón de dos carreras de Craig Biggio, su número 18 del año, para un resultado final 5-3 a favor de los Astros.

Siempre es bueno barrer, amigos… Sin embargo, viene una fuerte prueba para saber si esta racha es de verdad o no. Sí, vamos a encontrarnos con los Mets una vez más, y probablemente este viernes los siderales se enfrentarán a Tom Glavine. Nos vemos ahí. (No se preocupen, fanáticos de los Astros. No lo voy a mencionar. Saben de quien hablo)

Capt28bdfaca77784ef992ff73928ec16a82astrTodos los fanáticos de los Astros estaban a la expectativa: una de las prioridades del equipo tenía que ser el asegurar, a toda costa, los servicios de Roy Oswalt en el mediano y largo plazo. Y sus peticiones fueron escuchadas.
Ayer la organización le concedió a Oswalt una extensión de contrato por 5 años y 73 millones de dólares, con una opción para una sexta campaña. Si a algún desprevenido le quedaba alguna duda del por qué Oswalt merecía tal distinción, sólo tuvo que ver anoche cuando el diestro, quien cumplía 29 años, maniató a los Cerveceros de Milwaukee durante siete entradas, en los que admitió cuatro hits y tres carreras, ponchando a siete.
Pero obviamente, esto es un reconocimiento a una corta pero fructífera carrera, en la cual Oswalt ha recorrido pacientemente todos los peldaños del béisbol organizado, como lo comentó en la rueda de prensa llevada a cabo después del partido.
"Soy de un pueblo pequeño, y nadie me prestaba atención; no obstante Houston hizo que los scouts fuesen a verme y se comprometieron conmigo en las menores", expresó. "He hablado con otros peloteros en otras organizaciones, y quienes han estado aquí en Houston; y hay mayor orgullo en jugar aquí que en muchos otros equipos, incluyendo los de grandes mercados".
Oswalt de seguro le dará a los Astros y sus fanáticos muchos otros motivos por los cuales sentirse orgullosos.

Captsgehxw21280806045031photo00photodefaThomas, Rodrigo y Dennis concluyen una cosa, y que no deja de ser cierta. Los Astros aún tienen chance, por lejano que parezca, pero es así.

Cincinnati y San Luis han confrontado problemas, lo cual significa que Houston, si puede solventar sus problemas (poco bateo, pitcheo de cierre con dificultades) lo podemos ver punteando en la carrera por el comodín.

Claro que el haber ganado 3 seguidos en Pittsburgh fue un momento para que el optimismo se repotenciara y llegara otra vez al cielo, pero ojo: vienen rivales fuertes, como lo son los Mets, Phillies y no queremos ni hablar de los juegos contra rivales intradivisionales, como Cardenales y Rojos.

De todos modos, repetimos algo que sabemos muy: los Astros tienen con qué. El problema es que todo funcione bien al mismo tiempo, y se puedan colar las victorias por allí. Deberia ser un buen aliciente este momento dorado que vive Willy Taveras, con 30 juegos seguidos dando de hit, y eso debería contagiar a sus compañeros en el clubhouse. Taveras se merece eso y mucho más, por su ética de trabajo y por su devoción.

La verdad que no hay temporada de los Astros sin montaña rusa. Así que disfruten el paseo junto con nosotros.

¿Se acabó?

Si en algo se puede contar, es en una buena actuación monticular de Roger Clemens. El estelar lanzador obtuvo su victoria número 347 de por vida en la noche de hoy ante los Piratas de Pittsburgh por score de 5-1.

Clemens se mantuvo en la loma por espacio de 6 entradas en las cuales permitió igual número de hits y apenas una anotación; la verdad que uno ya agotó los calificativos para describir al Cohete.

Craig Biggio le declaró a MLB.com que los Astros tratan de mantenerse enfocados a pesar de haber perdido 10 de sus últimos 14 encuentros. Al menos Willy Taveras lo sigue haciendo así, yéndose hoy de 5-3 con una impulsada, en su vigésimo octavo juego consecutivo disparando al menos un hit, y Lance Berkman despertó de su letargo con un cuadrangular.

¿Deberían los Astros dar todo por perdido? ¿Qué piensan ustedes?

Indestructible

El amigo José Medina Molero es un ingeniero venezolano quien también disfruta de escribir sobre béisbol. (Yo le he dicho que debería probar suerte con un MLBlog). Me envió una nota sobre Roger Clemens que voy a compartir con ustedes. Les digo, una de las cosas que siempre tendré que agradecer de mi trabajo con los Astros de Houston es el haber podido ver a una leyenda viviente como Clemens en vivo, y haberlo entrevistado, así fuera por pocos minutos.

Aquí está la nota de José:

Capt2cd818ca2c5148398629d346c025ffc1astr¿Se imagina Ud. a un lanzador de grandes ligas con 44 años cumplidos, y con una efectividad de 2.58? Ese lanzador existe y, lleva por nombre Roger ,? El Cohete?, Clemens. Un fuera de serie de esos que, aparecen cada mucho en la constelación del béisbol.

La tarde del Domingo 20 de agosto, Clemens lanzó siete sólidos innings para conquistar su quinta victoria de la temporada, y vencer a Los Cerveceros de Milwaukee, a los que les permitió una sola carrera y 6 hits, juego en el que logró guillotinar a 7 bateadores , para alcanzar en su marca personal los 4564 ponches ( la segunda mejor marca de la historia de la gran carpa , solo superada por alguien sin duda extraterreno, el gran Notan Ryan, quien acumuló en su larga y brillante carrera 5714 bateadores pasados por las armas ).

Esta Victoria significó para Clemens, arribar a su triunfo 346 en  23 temporadas de labor. El registro, lo coloca en la Octava casilla de todas las épocas, escoltando a Leyendas del Béisbol como Warren Spahn, Walter Johnson  y naturalmente el líder de líderes, Cy Young y sus inalcanzables para cualquier pitcher de este tiempo, 511 victorias. Clemens está a 15 victorias del séptimo puesto, ocupado por Charles Nichols , no obstante, dado lo tarde que entró Clemens ,esta temporada ( producto de las largas negociaciones que sostuvo con varios equipos ) y  ( en menor grado  a los descalabros infortunados que, tuvo en sus primeras apariciones de 2006 ) matemáticamente es imposible que alcance a Nichols ( a menos que decida lanzar en la temporada 2007, forzando una temporada 24, cuestión por demás innecesaria y riesgosa para su trayectoria), sin embargo, seguirá, en lo que resta de temporada, llevando lejos el registro de ponches que, persigue con tanta fiereza el no menos espectacular Randy Johnson.

Uno de los aspectos donde, puede visualizarse con mayor nitidez lo extraordinario que ha sido el accionar de Clemens , es en el porcentaje de victorias que posee: 0.663 vitalicio, registro que supera a los de grandes serpentineros de la Historia. A saber:  Cy Young ( 0.618), Walter Johnson (0.599 ), Kid Nichols ( 0.634), Warren Spahn ( 0.597), Steve Carlton (0.574), Bob Gibson ( 0.591), Nolan Ryan ( 0.526), Tom Seaver (0.603), Sandy Koufax ( 0.655), , Jim Palmer ( 0.638), Randy Johnson ( 0.656) y Gregg Maddux (0.622), A la fecha, solo el porcentaje de Clemens se inclina ante uno mayor, el del fulgurante Pedro Martinez (lo que habla primores del Dominicano ), quien exhibe un sólido 0.698, producto de 206 triunfos y sólo 89 derrotas, un registro más que impresionante. Cuando se hace este comparativo, entre miembros del club de las 300 o más  victorias alcanzadas, Clemens supera a todos, a excepción de Christy Mathewson ( 0.665) y Lefty Grove ( 0.680 ), quien lanzó entre 1925 y 1941. Como puede apreciarse para ganadores de 200 o más ( por el momento) el dominicano sería el rey y, Roger Clemens haría un singular y meritorio cuarto puesto.

¿ Qué le falta por ganar a alguien que, ha cosechado 7 premios ?Cy Young?, miembro del club de las 300 o más victorias y del de más de 4500 ponches, dos veces triple coronado, Series Mundiales, más valioso de Juego de estrellas y de la Liga, 46 blanqueadas, siete lideratos de efectividad, 4 lideratos de victorias, 3 lideratos de juegos completos ? Apartando el factor monetario, implícito, tal vez el Cohete quisiera despedirse con un gran victoria personal: un juego sin hits ni carreras ó aun mejor, un juego perfecto( joyas que hasta ahora han escapado de otros insignes pitchers, como Pedro martienz y Greg Maddux ), quizás alcanzar esa preciada gema , sea la mágica coronación  para la carrera fulgurante que ha tenido ?El Cohete?.

Como fruto maduro, se cae la obligada interrogante: ¿Podrá el portentoso Clemens, para quien no pareciera existir la palabra ocaso, lograr esta joya, esa suprema muestra de dominio que, es un juego sin corredores en base , antes de que decida, finalmente, dejar los estadios?

Si siempre fuese asi…

R100678277Ayer vimos a los Astros jugar como siempre los quisimos ver. Seis carreras en el séptimo inning para apoyar a un Roy Oswalt que se lo merecía, estable luego de conceder dos carreras en el principio del encuentro.
La victoria de ayer ante Cincinnati 7-3 marcó igualmente un nuevo récord para la franquicia: Willy Taveras lleva una seguidilla de 26 encuentros conectando al menos un imparable; algo impresionante para un pelotero que se había dado a conocer gracias al toque de bola y la velocidad.
Phil Garner ha hecho cualquier cantidad de movimientos buscando ofensiva, el último de ellos les traer al inicialista J.R. House; y en lo que al bullpen concierne, Fernando Nieve permanecerá por un tiempo en la lista de incapacitados y Chris Sampson seguirá arriba.
Son 6 juegos los que separan a los Astros del comodín.

De pronóstico reservado

Cvmgpe33Me voy por unos días de viaje, ¿y qué me consigo? Los Astros se ponen en una posición muy comprometedora, tanto que un siempre optimista Phil Garner reconoce que depende de esta misma semana si Houston puede sobrevivir o no en la lucha por un puesto en la clasificación a la postemporada.

Gracias a una serie con resultados negativos en San Diego, una barrida por parte de los Cachorros de Chicago, debido a un tremendo pitcheo de Carlos Zambrano y el novato Ryan O’Malley y una serie dividida con los Cerveceros de Milwaukee, lo que se pintaba como una posible recuperación se convirtió en arar en el mar (hoy Roger Clemens, como de costumbre, dio una cátedra de pitcheo, y  Houston ganó el encuentro 3-1).

Y así, las malas noticias se siguen apilando: Brandon Backe debe caer en la lista de incapacitados una vez más, Brad Lidge no termina de conseguirse consigo mismo, y por ello Garner ha decido usar un comité de cerradores.

Cuando escuché esa noticia, no pude sino tratar, por todos los medios, de no dar esta temporada por muerta. Pero qué difícil es.

La receta que llevó a los siderales a un campeonato de Liga en 2005 no fue ningún secreto: mantén a los bates contrarios a raya, que en el cierre Lidge era imbatible. Y por ello, el bateo poco productivo de los Astros no fue un obstáculo.

Pero este año, las cosas son distintas. Lidge va y viene, se le quita el rol de cerrador oficialmente en dos ocasiones ya. Y los bates no terminan de producir. Una receta para el desastre, sin lugar a dudas.

No queremos ser aves agoreras, pero hay que ver esta semana (a pesar de los supuestamente débiles rivales a los que se enfrentarán) como de pronóstico reservado. Cualquier resbalón, y debemos empezar a pensar en 2007.

Les confesaré que es una situación poco fácil de digerir para quien escribe, que a pesar de tratar de guardar una cierta objetividad no puede sino considerar este momento como un trago amargo. Amanecerá y veremos.

El show del Toro

Captfcf2e5a931b7424b860ad2c8b05a6ecfcubsEste equipo ha demostrado mejores signos de vida, aunque ahora llevan de 5-5 en sus últimos 10 encuentros. Pero definitivamente existe un antídoto que neutraliza cualquier síntoma de ánimo ofensivo que puedan tener: Carlos Zambrano.

El lanzador venezolano volvió a neutralizar a la ofensiva sideral, con ocho entradas sin permitir anotación y apenas 4 hits en 8 innings. Roy Oswalt también tuvo una muy buena aparición, con dos carreras en siete episodios.

No obstante, lo que mas preocupa es el pelotazo que recibió al nivel de su muñeca con una conexión de Ronny Cedeño. Su status es día a día.

Lo de Zambrano ya sabemos muy bien que no es cuento, y es uno de los mejores hoy en día; si sólo los Astros consiguieran la fórmula para romper su hechizo. Nada fácil por decir lo menos.

Espejismo o realidad

Captcfbba12354494e3e92eb10eec0a31f56pira¿Es esta la vida real… o una mera fantasía? ¿Qué creen? ¿Cuáles son los verdaderos Astros: esta máquina de batear que hemos visto en los últimos días, producto del hecho que finalmente todas sus piezas están en perfectas condiciones, o los anémicos maderos presentes en toda la campaña?

Seis cuadrangulares disparados durante el encuentro, liderados por Aubrey Huff, quien hoy literalmente se destapó remolcando seis anotaciones, yéndose de 4-3; Craig Biggio, Jason Lane, Luke Scott también se unieron a la fiesta.. además de Roy Oswalt, quien disparó su primer vuelacercas en una inmemorable cantidad de turnos.

Fue un festín de batazos que se fue por una sola calle. 14 carreras y 15 hits para los Astros; 1 carrera y 4 hits para Pittsburgh; todas ellas responsabilidad de un apretado Oswalt que se mantuvo incólume por 7 capítulos.

Soberbio pitcheo, de principio a fin

Capt90140631340b4756840e676e9d0f250dpiraIncreíble. Brandon Backe es el titular del día (sí, ya sabemos que eran los Piratas pero eso no le resta mérito). 3 hits y una carrera en 7 episodios. Dan Wheeler y Brad Lidge se combinaron con 6 ponches. Eso se llama relevo dominante. Lo demás es cuento.

Un cuadrangular de Craig Biggio marcó el paso junto a ese soberbio pitcheo, y los Astros comenzaron su estadía en casa con buen pie, con triunfo 3-1 sobre Pittsburgh.

A %d blogueros les gusta esto: