Results tagged ‘ Ted Lilly ’

capt.495d10655e9040b3abd9f7728ee9d7d0.astros_cubs_baseball_widh109.jpgAntes de comenzar, no vayan a pensar que no quería escribir en los buenos tiempos de Agosto. La verdad es que el tiempo se nos hizo corto, las obligaciones muchas. Los Astros estaban arrasando como bien dice el jingle del circuito en español, Ty Wigginton bateó a placer, Lance Berkman lo acompañaba, Wandy Rodriguez lanzó primores.

La situación es distinta hoy. Cuando la cosa se estaba poniendo más interesante, y el comodín estaba más cerca que nunca, todo se complicó.

Hay que poner las cosas en su propio contexto, y lo que viene a continuación son comentarios muy personales. Quienes viven en Houston, y conocen gente que vive allá, o tienen intereses en esa ciudad saben a que me refiero.

El paso del Huracán Ike fue algo que puso los nervios de punta a más de uno. Todos debieron tomar medidas de emergencia. El fin de semana fue un momento en el cual más de uno no podía contactar con sus seres queridos. La devastación fue menor a la esperada, pero fue igualmente fuerte.

¿Podrían los Astros, muchos con residencia en Houston desde hace años, con amistades y gente cercana de quienes no tenían idea, poder enfocarse a jugar un partido de béisbol? Dificilmente. Sabemos que son peloteros profesionales, pero tampoco son máquinas. Y si algo han demostrado durante este mes de agosto, es corazón para sobreponerse a muchas cosas.

Pero esto sobrepasaba cualquier cálculo, cualquier estimado previo. Si quien escribe no tenía cabeza para enfocarse en el béisbol, no sé como ellos lo hubiesen hecho. Cansados, agotados y con miles de situaciones en la mente, fueron a Milwaukee, muchos sin saber aún de sus familiares y otros que no habían podido aún comunicarse con ellos. A jugar pelota. Hay peloteros que debieron despertarse a las 4 de la mañana para conducir hasta aeropuertos abiertos por espacio de horas hasta poder montarse en el avion a Milwaukee.

Lo que consiguieron fue primero, un Carlos Zambrano (y no por esto restamos meritos a su hazaña) al tope de su juego y que consiguió no hit no run. Después, un Ted Lilly que también los maniató a placer. Y esta noche, Roy Oswalt, usualmente el paradigma de la consistencia, hoy no fue así.

No es que conseguir el comodin sea imposible despues de esto, pero se hace mucho mas dificil que ayer. Y no los culpo. No quiero apuntar a nadie, y no se si esta era la mejor alternativa para sobrellevar toda la pesadilla logistica que representa la reprogramacion de un juego de Grandes Ligas. No se si se podian haber esperado unas 24 horas mas.

El hecho es que hoy, a todas estas, los Astros deberan evitar desmoralizarse por estos tres costosos reveses que bien podrian significar el adios a Octubre. Madera tienen para sobreponerse. Tiempo, pues no hay mucho.

A %d blogueros les gusta esto: