junio 2007

Los consiguió

Capte900d2b106294e82a2a4ea61b3bf200brockDespués de tanta expectativa, el momento llegó. Con un sencillo impulsor en el 7mo. inning de un juego entre Astros de Houston y Rockies de Colorado que de otra manera hubiese pasado rápidamente al olvido, el símbolo permanente de la franquicia, Craig Biggio, alcanzó la cifra de 3.000 imparables, algo que lo coloca en una muy segura vìa al Salón de la Fama de Cooperstown.
Cuando uno se prepara mentalmente para momentos como este, involuntariamente se comienza a hacerse una idea mental de lo que se va a escribir. Pero cuando realmente llega, las palabras se diluyen y uno cae en la emoción del momento.

Emoción fue lo que se vivió en las gradas del Parque Minute Maid. El agradecimiento y el respeto por alguien que ha llevado el nombre de los Astros de Houston con los mayores valores de deportivismo y clase, algo que muy pocos en estos dìas pueden decir.

Biggio quizá sea el último de una raza cada vez más escasa. Es por ello que solo, por unos segundos, nos quitamos el sombrero de reporteros y expresamos nuestra admiración por un hombre de béisbol que ha sido digno embajador de la ciudad de Houston y de su equipo por tantos años.

Felicitaciones por tan merecido logro.

Amigos, ustedes se preguntarán por qué hemos estado alejados de nuestro deber y hablar sobre lo que pensamos sobre los Astros en este blog.
Hasta el momento han visto que hemos evitado el asunto por mucho tiempo, y si lo hemos asomado es por una velada y muy discreta mención.
En mi país, Venezuela, estamos viviendo cosas que nos han sacudido y hecho repensar nuestra forma de asumir la vida y de ver los hechos. Ya nuestro compañero Ismael Granadillo en su recién estrenado blog ha explicado muy bien la situación.
Y no hemos sido indiferentes a ella, porque sabemos que es fundamental para el mantenimiento de las libertades que como todo ser humano debemos tener, que no son dádivas ni concesiones que graciosamente nos hace el Estado. Son derechos que debemos exigir y es deber del Estado su respeto y cumplimiento.
Cuando se nos quita la libertad de expresión, se nos quita un derecho tan fundamental como el de la vida misma. Y aunque se ha tratado, con mil y una estratagemas de variado corte, de tapar la realidad con un dedo, nacional e internacionalmente se está muy consciente de lo que se está viviendo.
Ustedes entenderán que seguimos en nuestro trabajo pero, en estos momentos, nuestra mente se encuentra un poco lejos de los diamantes.

Sin embargo… Aquí seguimos y estamos cumpliendo con nuestro trabajo con los Astros. Mucho de ello es un trabajo detrás de cámaras, pero estamos en lo nuestro y no vamos a alejar nuestra mente de la pelota.

342xsectionmain_3
Lo que le está pasando a los Astros es quizá uno de los puntos más decepcionantes de la temporada de Grandes Ligas que está en desarrollo. En lo particular nos entristece el ver como actuaciones de peloteros como Carlos Lee y Hunter Pence están pasando por debajo de la mesa con las derrotas que sufre el equipo espacial.
Las preguntas están a la orden del día y claro que la situación nos pone a pensar si esta es ya una temporada perdida o si por el contrario, hay aún motivos para guardar las esperanzas sobre una remontada que pueda colocarlos en la clasificación.

Si ha habido algo que no ha funcionado bien este año, ha sido el pitcheo. Si bien en la temporada pasada se vio que el staff de monticulistas ayudó a que el equipo ganase a pesar de su baja producción ofensiva, este año la historia ha sido distinta. Con un Woody Williams errático y un Jason Jennings que ha tratado de sobreponerse ante las lesiones, el panorama de los abridores ha cambiado mucho con respecto al 2006.

Y tampoco el bullpen, considerado una de las fortalezas del equipo, ha cooperado mucho que digamos. Hemos visto en esta particular serie contra los Texas Rangers, como los relevistas no han podido mantener las ventajas que han heredado.

Entonces, ¿qué hacer? Hay dos opciones: o asumir en realidad que este es un año de reconstrucción y pasar la página, o bien empezar una serie de negociaciones con el fin de infundir un segundo aire a los alicaídos Astros.

¿Qué piensa usted?

¿Comienzan a encajar?

Gafdoj8tLos Astros han estado en problemas. Ya es harto conocido y dicho y no vamos a seguir ahondando en ellos. Pero si algo han necesitado para mejorar su golpeada autoestima, es el resultado de esta serie contra quienes fueron sus rivales en la Serie Mundial de 2005.

Primero fue la actuación solida de Chris Sampson en 6.2 innings, y ahora nos complacemos en ver que Jason Jennings salió airoso de su compromiso en la tarde del sábado.

Aunque Jennings no se pudo hacer acreedor del triunfo ya que los patiblancos insurgieron en las postrimerías del juego, esto no disminuye la excelente labor hecha por el diestro, que bien la necesita luego de todas las dificultades por las cuales ha atravesado desde su llegada a los Astros en el spring training.

Brad Lidge igualmente recuperará su rol como cerrador, luego de parecer haber llenado su círculo y rebotar tras la caída experimentada desde bien entrada la campaña pasada. ¿Estarán las aguas tomando su cauce? Habrá que esperar.

Estoy vivo

Que cosas. Prometí que no iba a desaparecerme del blog, y fíjense lo que hice. No escribía desde el 21 de mayo pasado. Pues situaciones ajenas a los Astros y a mi persona me han mantenido alejado del teclado últimamente, por ello pido mil disculpas.

Actualmente en mi país se está atravesando por una situación muy difícil la cual ha requerido mucho de mi atención, pero estamos tratando de regresar a hacer las cosas que más nos gustan. Tampoco es que los Astros nos estén haciendo el trabajo más fácil pero esperamos volver a comentar juntos las cosas relativas a este equipo que queremos mucho.

A %d blogueros les gusta esto: